Cuando calienta el sol

Artículos
Tipografía

Cuando calienta el sol Cómo evitar las típicas distracciones de verano para que tu productividad no se vea afectada.

Ha comenzado oficialmente la temporada de verano, lo cual podría hacer más complicado mantener tu productividad o la de tu equipo mientras, seguramente, tienes un montón de amigos publicando sus mañanas playeras en Facebook. El buen clima es generalmente un factor positivo para subir el ánimo y el optimismo, sin embargo, cuando las temperaturas se disparan nuestra capacidad de atención y productividad se pueden ver alteradas.

¿Cómo se puede evitar esta disminución de la productividad? Existen formas sencillas de mejorar la situación y hacer más llevadera día a día. Lo importante, ante todo, es la constancia.

Lo que la empresa puede hacer por ti

Para Lucas Reaño, Gerente de Programas Institucionales de Lee Hecht Harrison−DBM, El nivel de productividad siempre está asociado a dos elementos importantes: gente talentosa y condiciones de trabajo.

Las empresas más competitivas generalmente otorgan importancia a estos dos elementos independientemente de la estación del año y planifican sus actividades propiciando las mejores condiciones de trabajo para retener el talento, opina.

“Recuerda que, mientras más te esfuerces en el trabajo, más disfrutarás los fines de semana”

Asimismo, y siendo más específico, considera que, por ser el verano una estación muy calurosa, que puede mermar la productividad, es necesario tomar medidas que contrarresten esta probabilidad. Estas pueden ser, permitir adelantos de horario voluntarios, proveer de una mayor ventilación a las oficinas, dotar de surtidores de agua para el personal, toldear las zonas de trabajo expuestas al sol, procurar un uso realmente adecuado del aire acondicionado y hasta donde sea posible, planificar las actividades fuera de la oficina en las horas de menor radiación solar, fomentando el uso de bloqueadores solares y lentes oscuros. También como un aspecto motivador que aliente la productividad en esta época, muchas oficinas otorgan un medio día libre a la semana, en algunos casos compensable.

Lo que tú puedes haces por la empresa

En primer lugar, se debe dejar pensar en el trabajo como trabajo. Si  tienes el privilegio de hacer lo que amas, entonces recordarás que estás siempre “jugando” y no trabajando. Si ese no es el caso, entonces, intenta crear metas personales.

Algunas personas simplemente no invierten o no se conceden la oportunidad de jugar en su entorno de trabajo. Para algunas personas, se trata de aparecer, en la hora y registrarse. La monotonía en esta rutina no es lo que uno piensa que sería. No se trata del ritual diario de presentarse a trabajar. Más bien, se trata de la “enfermedad de estar en espera que algo cambie, haciendo lo mismo diariamente”.

Por otro lado, según una investigación de la Universidad de Edimburgo, “dar un paseo a través de espacios verdes puede disminuir su fatiga cerebral. Los científicos han descubierto hace un tiempo que la exposición al sol puede aliviar la sensación de pesadez y aumentar la productividad.” Por ello,  si se tiene la oportunidad de salir a caminar algunos minutos durante el tiempo de descanso, no debe ser desaprovechada.

La productividad de todo el equipo que forma una empresa es uno de los principales factores del éxito de una empresa. En la época actual, valores como la flexibilidad son la mejor herramienta para mantener a la empresa unida, motivada y consiguiendo grandes resultados. No debemos dejar escapar las oportunidades de mejora que nos brinde el verano.

Por: Carolina Díaz

Fuente: Aptitus

Usuarios Online

Hay 86 invitados y ningún miembro en línea