¿Cómo se desarrolla la entrevista laboral al próximo CEO?

Artículos
Tipografía

¿Cómo se desarrolla la entrevista laboral al próximo CEO? Cuando se trata de entrevistar al próximo CEO, la entrevista laboral es más exigente que cualquier contratación convencional.

En internet existen decenas de páginas especializadas, foros y links con recomendaciones sobre cómo se debe comportar un aspirante en una entrevista de trabajo, con miras a que este finalmente obtenga el cargo para el que está postulando. Existe, incluso, una web llamada Entrevista de trabajo para aquellos que buscan trucos, datos y consejos precisos en esta materia. Cómo vestir, qué tan fuerte debe ser el apretón de manos al saludar, cómo responder con soltura una pregunta difícil, a dónde mirar, cuánto tiempo debe dedicar a cada respuesta o cómo preguntar por el salario sin parecer desesperado, son algunos de los consejos que brindan en este tipo de páginas. No obstante, cuando se trata de entrevistar al próximo CEO que dirigirá los destinos de la organización, existen detalles que se dan por sentado pero surgen otros escenarios de los que no se habla en ningún foro, porque mientras más se escala posiciones en una empresa crece el nivel de sofisticación de la entrevista laboral.
 
Por ese motivo, para saber cómo se desarrolla una entrevista laboral o proceso de contratación al más alto nivel, como una gerencia o una dirección de mucha responsabilidad, conversamos con la profesora Silvia García, directora académica de la Facultad de Administración y Recursos Humanos de la UPC, así como especialista en temas de gestión del talento. Para García, como el cargo de CEO representa una posición estratégica dentro de una organización, generalmente -sobre todo si se trata de empresas grandes- no son las mismas empresas las que buscan o entrevistan a su próximo CEO. "Cuando se trata de grandes compañías, estas contratan los servicios de una empresa especializada en headhunting para que los ayuden a definir el perfil del CEO que necesitan. Después de eso, estas empresas buscan en el mercado de profesionales a esa persona cuyas aptitudes de liderazgo calcen con esas expectativas", dice García.
 
Para la profesora García, a la hora iniciar el proceso de contratación del próximo CEO, se desarrollan principalmente cuatro etapas bien definidas:
 
Con la empresa de Headhunting
 
1. INTRODUCCIÓN. En esta primera etapa, la empresa de headhunting posee suficiente información de la empresa para presentarle al potencial CEO una introducción de los valores de la empresa, la cultura corporativa, lo que se espera de la persona que asumirá el puesto, entre otros detalles. Es la oportunidad de que el postulante comparta su experiencia, los proyectos que ha liderado, sus logros profesionales y cómo estos pueden contribuir a crear valor dentro de la organización.
 
2. COMPETENCIAS. En esta segunda etapa la empresa de headhunting pregunta sobre aquellos elementos claves que le ayudarán a pasar a la siguiente etapa, como la experiencia académica, así como temas relacionados con la salud, la familia, los tiempos, las expectativas de vida, la distancia entre el domicilio y la empresa, entre otros, que ayudarán a definir si el postulante, además de contar con la experiencia requerida, reúne los elementos que se necesitan para ocupar la posición.
 
Con la empresa contratante

3. MOTIVACIÓN. Si el postulante llega hasta este tercer nivel, la entrevista ya deberá ser con la misma empresa. Generalmente, una vez que acaba el proceso con la empresa de headhunting, quedan dos o tres postulantes como máximo. Estos deberán pasar por tres o cinco entrevistas, dependiendo de las exigencias de la empresa, que podrían ser con el gerente de recursos humanos, el presidente del directorio o el directorio en su conjunto. Las preguntas se enfocarán sobre todo en temas de motivación: ¿realmente le apasiona este reto? ¿se siente capacitado para asumir esta responsabilidad?, serán las preguntas.
 
4. CIERRE. Finalmente, una vez que la empresa ha dado con el postulante indicado, se dará un espacio para las preguntas finales, como el número de viajes al exterior que exige la posición al año, la duración de las estadías en la empresa matriz, la posibilidad de despedir o contratar a gerentes o directores de áreas, entre otros detalles. Según García, muchas negociaciones llegan hasta esta etapa pero se truncan al afinar los asuntos finales, porque a veces en el cierre se tocan temas que no se trataron antes.
 
Generalmente, el periodo de contratación de un CEO dura entre 6 y 8 semanas, y las entrevistas toman alrededor de media a una hora cuando se trata de las dos primeras etapas. Cuando se pasa a la segunda o tercera, las entrevistas pueden tomar entre una o dos horas. Para muchos potenciales CEO, el momento del cierre es el más difícil, porque se trata de gerentes con experiencia que exigirán más beneficios de los que ya tenían en otra posición, sobre todo si se trata de migrar de una empresa a otra.
 
Con todos estos detalles, ¿estás preparado para tu próxima entrevista laboral?

Fuente: El Comercio

Usuarios Online

Hay 184 invitados y ningún miembro en línea