Cómo maximizar la empleabilidad

Artículos
Tipografía

El 53.7% de peruanos ha enfrentado conflictos en el trabajo Retomamos el trípode estratégico de carrera que revisamos en las anteriores dos entregas, el mismo que, como se recuerda, se compone por los intereses, las habilidades (competencias) y las oportunidades (mercado laboral), siendo que estos son los tres grandes soportes para poder declarar óptimamente la posición ideal como parte del proceso de posicionamiento estratégico de carrera.

Esta entrega corresponde al aspecto “oportunidades” y está relacionado estrechamente al denominado “sector industrial”, muy usado en el argot laboral local. Las oportunidades se pueden dar en diversos tipos de escenarios. Sin embargo, todos ellos responden a una estrategia real de carrera.

Los profesionales de alto desempeño estudian los mercados en donde darán una continuidad rentable a su relación de dependencia y luego declaran su estrategia de carrera. Estos análisis pueden ser tan profundos como el interesado pueda estar, ya que se puede tomar el análisis por diversos frentes, de tal manera que las decisiones de cambio o exploración de nuevas oportunidades de crecimiento o expansión global, se convertirán en más certeras y satisfactorias.

Veamos cómo se puede empezar a delinear esto: cualquier cambio o giro en mi carrera debiera responder a alguna razón que -personalmente- me genere un desafío concreto. Ese estrés bueno cargado de adrenalina brinda demasiadas satisfacciones a los profesionales que conducen su carrera desde el asiento del conductor y lo sienten muy dentro de sí mismos. La carrera dependiente trae consigo muchas satisfacciones -y réditos también-, pero aquellos que están en una industria respondiendo a una estrategia de carrera bien diseñada, serán los ganadores en esa carrera personal que aglutina realmente las proyecciones.

Luego de conocer mis intereses y conocer cabalmente también mis habilidades especiales, como la marca-producto que contiene mi perfil, como lo presentamos en nuestros dos anteriores espacios, luego solo queda lo que corresponde a “oportunidades” y ahí estarían las tres patas del trípode estratégico de carrera.

Pero mejor tomemos algunos criterios, para así ir arribando a las mejores formas de analizar las oportunidades laborales.

Analizando a las empresas por grupos, tales como:

  •  Familiares
  • Grupos económicos familiares
  • Transnacionales
  • Regionales
  • Organismos internacionales

Luego, siendo más específicos, analizar en criterios tales como:

  •  Industria
  • Proyección como sector
  • Crecimiento proyectado auspicioso
  • Servicios
  • Comercio
  • Retail
  • Actividad Extractiva
  • Actividad Productiva

Para complementar, se puede seguir investigando por segmento de actividad, por ejemplo:

  • Consumo masivo
  • Farmacéutico
  • Servicios financieros
  • Telecomunicaciones
  • Tecnología
  • AFP
  • Gas
  • Minería

Las oportunidades laborales se evalúan cual bolsa de valores, interpretando los comportamientos del mercado (laboral), escudriñando cifras, lanzamientos, adquisiciones; en síntesis, analizando cabalmente la oferta y demanda relacionada al segmento de actividad a estudiar.

Realizar Benchmarking informales y/o analizar otras fuentes de información que brinden luces claras sobre las proyecciones, antecedentes y, en general, los comportamientos de la industria correspondiente, es factible en esta realidad tecnológica y global tan avanzada. A conjugar los insumos del trípode y…, ¡éxito en la carrera!

Por: Ernesto Rubio

Fuente: Aptitus

Usuarios Online

Hay 245 invitados y ningún miembro en línea