¿Cómo debo refinanciar una deuda que me quita el sueño?

Artículos
Tipografía

¿Después de cuánto tiempo una deuda impaga prescribe y ya no se puede exigir judicialmente? ¿Cómo puede un cliente moroso negociar eficientemente con su institución financiera para refinanciar un préstamo? Aquí, algunas pautas.

Si registra una deuda vencida, antes de acercarse al banco para refinanciarla, tome en cuenta que el sistema financiero es como un multiplicador.

“Las entidades están integradas, y lo que yo haga mal con una se va a reflejar inmediatamente en mi perfil de riesgo”, advierte Álvaro Rivas, Jefe de administración de Kobsa.

1. Ordenar las finanzas personales
La institución financiera me puede ofrecer una solución que a ellos les conviene, o que el analista piensa que es la mejor, pero quizás no se ajusta a mis necesidades.

Por eso, para negociar de manera eficiente, debo ordenar previamente mis finanzas personales y estimar cuánto puedo destinar mensualmente al pago de mi obligación. Si tengo capacidad de ahorro, ese excedente debe destinarse a la cancelación de la deuda, aconsejó Rivas.

“Antes de acercarme al banco, debo preguntarme ¿Con qué cuento? ¿En qué posición estoy?”, señaló.

2. Plazos
Si estoy refinanciando un préstamo, eso significa que el monto que debía cancelar mensualmente está fuera de mi presupuesto.

Entonces, lo que busco es reducir la cuota y, dependiendo del resultado de la negociación, se extenderá el período de endeudamiento. En la práctica, el plazo del crédito puede alargarse hasta en sesenta meses, refirió el ejecutivo de Kobsa.

3. Intereses
Como el cliente ya ha caído en mora, y su nivel de riesgo se ha incrementado, la tasa de interés del préstamo también se elevará.

“La tasa puede ser la misma, nunca menor, pero lo más probable es que sea un poco mayor”, puntualizó Rivas.

4. Otros préstamos
Si tengo líneas de financiamiento aprobadas por otras instituciones, debe haber una medida contra eso porque es como una “puerta falsa”, afirmó Rivas.

“Aunque no haya utilizado esos préstamos, estos ya fueron otorgados y el cliente puede volverse a endeudar. Entonces, se puede exigir un compromiso de eliminar líneas de crédito con otras entidades”, explicó.

5. Resolución
En no más de dos semanas, el banco debería estar aprobando la refinanciación, siempre que la persona haya presentado toda la documentación necesaria, aseveró el ejecutivo.

“Se solicita bastante sustento y documentación para validar la información del deudor. Por ejemplo, si el cliente afirma que se han reducido sus ingresos, se exigirán las boletas de pago o los recibos por honorarios. Igualmente, si presenta alguna enfermedad, se deberá corroborar eso”, indicó.

“Dependerá mucho de la predisposición del moroso para que el banco proceda rápidamente con la refinanciación”, añadió Rivas.

Por: Guillermo Westreicher H.

Fuente: Gestión

Usuarios Online

Hay 59 invitados y ningún miembro en línea