Prevención del mal aliento matinal

Experiencias
Tipografía

El mal aliento al despertar es un problema que nos concierne a todos, en sus diferentes grados de intensidad. No creo haber escuchado de alguien que se levante sin mal aliento.

Causas

Baja producción de saliva. Necesaria para disolver ácidos, arrastrar bacterias y células muertas.

Ketosis. También llamado olor del hambre, que es ocasionado por el uso incompleto de grasas cuando pasamos largos periodos sin alimento.

Compuestos sulfatados. Son productos que las bacterias desechan a partir de la degradación de carbohidratos y proteínas que adquieren de nuestra dieta.

Enzimas. La saliva es un gran bactericida que controla en gran medida la población bacteriana, que al disminuir por la noche permite libremente la colonización bacteriana.

Lengua. Es nuestro cepillo natural, ella está encargada del barrido mecánico de la superficie de nuestros dientes, la cual durante el sueño se mantiene en reposo de todas sus actividades.

Gases intestinales. Algunos científicos aseguran que durante el sueño, la posición vertical contribuye de alguna manera para absorber los gases del intestino, los cuales terminan siendo expulsados al respirar, contribuyendo al mal aliento.

Exhalaciones bucales. Ronquidos y hábitos que nos hacen respirar por la boca, promueven la xerostomía (sequedad) y sobrepoblación de bacterias aerobias causantes de mal aliento.

Como podemos observar, el mal aliento al despertar es una condición que compartimos todos los seres humanos, y un hecho con el que inevitablemente tendremos que convivir de por vida.

Pero, lo anterior no es para resignarnos, si no para aprender a controlarlo y que no tenga una influencia negativa en nuestras vidas.

Algunos consejos para disminuirlo son:

  • Evitar dormir sin cenar
  • No cenar alimentos muy condimentados
  • Jamás acostarse a dormir sin cepillarse los dientes
  • Un vaso de agua a la mano puede ser un gran aliado al despertar
  • El hilo dental antes de dormir puede ser una valiosa herramienta
  • Tratamientos para ronquidos pueden ser de gran ayuda, además de mejorar el descanso
  • El enjuague bucal es un potente antimicrobiano que puede ayudarte a despertar un poco más fresco (no se recomienda su uso diario)
  • Visitas periódicas al médico de cabecera para el diagnóstico de enfermedades que pudiesen alterar tu aliento

Algunos odontólogos cuentan con herramientas que ayudan a diagnosticar la fuente de un mal aliento persistente. Existen halitómetros, usados en algunas clínicas dentales que ayudan (mediante sensores) a identificar los gases específicos que ocasionan el mal olor, y así hallar, sin temor a equivocarnos, la causa específica de ese aliento que tanto molesta.

Por: Juan José Aguilar

Fuente: Blog del Especialista

Usuarios Online

Hay 92 invitados y ningún miembro en línea