Convierte a la menstruación en una amiga

Tabú
Tipografía

No existe frase con la que me encuentre en mayor desacuerdo que aquella que dice: “Las mujeres son el sexo débil”. Quien dijo por primera vez eso, nunca experimentó dar a luz ni soportó el dolor de los cólicos menstruales y todos los malestares derivados de la menstruación.

Sin embargo, es algo que debemos vivir mes con mes y, ya que es un proceso natural, hoy te voy a mostrar algunas recetas y secretos para que la menstruación deje de ser una pesadilla.



Uno de los dolores más indeseados de la menstruación es la dismenorrea; en palabras simples, los cólicos menstruales. Pero, solo cuando entendemos cómo se producen, podemos aliviarlos y en algunos casos evitarlos por completo. Lo mejor del caso es que podemos lograrlo sin pastillas o sustancias químicas:

Lo primero que tenemos que saber es que las causantes de los cólicos son las prostaglandinas. Éstas son unas sustancias químicas que viven en las paredes del útero, se alimentan de grasas y en abundancia puede producir contracciones severas e inflamación, lo cual es extremadamente doloroso.

Lo segundo que debes saber es que la producción de prostaglandinas se puede disminuir; restringiendo el consumo de carnes, lácteos y huevos. Mientras se aumenta el consumo de soya, semillas y vegetales de hojas verdes.



Otro de los factores que nos afectan antes y durante el período, son los cambios de ánimo. Es muy común que nos sintamos irritadas, de mal humor, sensibles y deprimidas. Esto se debe al cambio hormonal que vive nuestro cuerpo durante la menstruación y aunque no es recomendable el consumo de chocolate pues, podría aumentar la producción de prostaglandinas, sí existen otros alimentos que pueden ayudarte a controlar los estados de ánimo repentinos.

Debemos consumir alimentos que contengan carbohidratos complejos y fibra: cereales, granos, frutas con cáscara y verduras.



También existen algunas infusiones que pueden ayudarnos a disminuir la inflamación y a calmar los dolores. La canela, la manzanilla y el tilo; son verdaderos aliados a la hora de controlar los malestares de la menstruación. Igualmente, el agua de manzana roja y la pera verde con cáscara.



Otro factor fundamental para evitar que la menstruación nos afecte de manera negativa, es hacer ejercicio. Se ha comprobado que el yoga y actividades de bajo impacto; como caminar y nadar, ayudan a la prevención de los síntomas menstruales severos. Igualmente, el consumo de agua regular y agua de coco, es de gran ayuda; ya que mantiene nuestro cuerpo hidratado, lo cual previene las nauseas y el insomnio.

Definitivamente, la menstruación es un proceso natural. No solo habla de nuestra fertilidad y condición femenina. Es uno de nuestros mecanismos de desintoxicación y limpieza del organismo. Por ello, mantener una dieta sana y una vida activa, pueden ser factores fundamentales para prevenir que esta se convierta en una pesadilla. Nuestro cuerpo nos habla, el escucharlo y seguir estos consejos pueden hacer de la menstruación tu mejor amiga.

Por: Natalia Villaveces

Fuente: Onda verde