Las mujeres frente a los problemas de erección

Tabú
Tipografía

¿Qué hacer cuando él tiene problemas para mantener una erección?

Corina (33 años): "Tengo un problema, mi pareja tiene dificultades con la erección. Mientras nos acariciamos todo va bien, con una erección normal, pero es ponerse el preservativo e inmediatamente se le baja. Ya no sabemos qué hacer, se me han pasado miles de cosas por la cabeza: que es homosexual, que no le atraigo, que no le gusta mi cuerpo, que tiene un problema físico grave... ¿qué podemos hacer?

Ante esta dificultad, muchas mujeres  se angustian porque temen no ser suficientemente atractivas para ellos y no, como piensan la mayoría de los hombres, por no poder ser penetradas.

La visión de hombres y mujeres ante la ausencia de erección no suele ser la misma. Es cierto que si el hombre no está cómodo o no le gusta su pareja, es posible que no se excite. Pero si la pareja le gusta, lo más frecuente, sobre todo cuando es joven, es que se angustie por temor a no rendir, a ser evaluado negativamente,  a que la mujer no quede contenta. Pensemos que la mejor manera de no lograr la erección, es empecinarse en querer tenerla.

Las mujeres temen no gustar, pero, irónicamente, cuanto más le gusta y le importa a su pareja y más desea complacerla, mayor probabilidad hay que se ponga nervioso y, con ello, genere más ansiedad y se dificulte la erección.

Lo cierto es que no tener erección en algún encuentro erótico es algo común que les pasa a muchos varones en algunos momentos de la vida. También les sucede a las mujeres que pierden o no logran la excitación a veces, aunque es menos visible.

Aparezca o no la erección, se pierda esta o no, se puede disfrutar con la pareja de las caricias, de los besos, de la masturbación, el sexo oral, etc. Esto también es hacer el amor.

Quitarle importancia a la penetración, al coito, permite que el varón se la quite también. El coito es una técnica más y existen muchas. Explorarse y descubrirse a nivel erótico, relajarse juntos en una situación erótica, darse tiempo para conocerse los cuerpos, hablar, jugar, reírse, acariciarse permite quitarle peso al coito, y convertir todo en un juego.

En los casos en los que esto no sea suficiente, o en los casos en los que la pareja se sienta mal por un problema de pérdida de erección, la terapia sexual da buenos resultados.

Por: Diana Resnicoff

Fuente: Hablemos de sexo