Punto G, centro de placer

Tabú
Tipografía

Vani (28 años): ¿Qué es el punto G? ¿Cómo se hace para encontrarlo?

Adriana (22 años): Estoy ansiosa por saber cómo puedo localizar mi punto G, estoy recién casada y quiero que mis relaciones sean más placenteras.

El punto de Gräfenberg (punto G) es una zona sensible, que se percibe a través de la vagina a mitad de camino entre la parte posterior del hueso púbico y el cuello del útero; se detecta como una pequeña protuberancia que se hincha mientras es estimulada.

Al principio, cuando se lo tocan algunas mujeres dicen sentir necesidad de orinar, a pesar de que la vejiga esté vacía. Después de muy pocos segundos de estimulación la reacción inicial se reemplaza, en algunas mujeres, por una fuerte y distinta sensación de placer sexual. Algunas mujeres experimentan un orgasmo por la estimulación de esta zona y otras expulsan un líquido proveniente de la uretra al experimentar este tipo de orgasmo.

Los investigadores sexuales Dr. John Perry y Dra. Beverly Whipple lo llamaron Punto G (G Spot), después de que el médico alemán Dr. Ernst Gräfenberg lo describiera en el año 1950.

Muchas mujeres, impulsadas por lecturas que relacionan este punto con una mayor facilitación orgásmica, comienzan a buscarlo obsesivamente, olvidándose de que todo el cuerpo, toda la piel puede ser una extendida zona erógena. También es cierto que otras mujeres dicen que se excitan en mayor medida, logrando el orgasmo con facilidad cuando se estimulan (o lo hace su pareja) -además del clítoris- en el interior de la vagina, quizás en el famoso punto.

Si una pareja tiene ganas de explorar algo nuevo, esto puede ser un buen juego, pero no un nuevo deber ser. ¿Ahora debo ser orgásmica por el punto G y además eyacular?

Se ha hablado que, en los varones, también existe un Punto G situado cerca de la uretra pero, en realidad, se está hablando de la región prostática y no es fácil acceder a este lugar porque hay que realizar la introducción anal digital y tocar la próstata a través de las paredes del recto, cosa que a muchos varones les molesta o rechazan. Hay quien describe mayor excitación con la estimulación y masaje de este punto con más rápida erección y mayor intensidad en la respuesta orgásmica, con un eyaculado de chorro continuo y vigoroso.

Cuando estos conocimientos sirven para promover nuevos "deberes" sexuales en las mujeres, ya acostumbradas al "deber ser", carecen de sentido práctico. Además, cuando las maniobras para el goce se tornan tan complicadas, muchas veces dejan de ser placenteras.

Por: Diana Resnicoff

Fuente: Hablemos de sexo